"No me hables con palabras dulces al oído, no porque no me gusten, sino porque me mojan."